La formación de los más de 130 mentores de HCP, una prioridad continúa cada año

Nuestra asignatura, Habilidades y Competencias de la Persona (HCP), pretende desarrollar en competencias personales transversales a todos los alumnos de 1º curso de nuestra Universidad. Ya que, como es sabido, la formación en competencias técnicas es un pilar básico; sin embargo, son las competencias trasversales las que permiten terminar de desarrollar la excelencia de nuestros alumnos, en cualquier ámbito de su vida: personal, social, académico y profesional.

Conscientes de esta importante misión, los mentores de HCP se forman todos los años para preparar cada uno de los encuentros individuales que tienen con los alumnos, seis a lo largo del curso, donde se trabajan competencias trasversales como la mirada profunda, la proactividad, el conocimiento personal y la búsqueda de sentido.

Para llevar a cabo esta tarea, hay un equipo liderado por Paula Crespí, y en cuya tarea le acompañan Beatriz Polanco, Loli Palacios y Elena Gallego.

Aprovechando que estamos en la recta final de curso, les hemos preguntado a ellas algunas cuestiones sobre la preparación y formación de nuestros mentores, conscientes del valor que aportan.

¿Cómo se prepara cada sesión de formación? Beatriz Polanco

La formación de cada curso se prepara por el equipo de formación durante los meses de mayo a julio del curso anterior, meses en los que nos dedicamos a investigar y a profundizar en las competencias objeto de desarrollo. A la hora de diseñar y preparar las sesiones de formación intentamos incorporar las mejoras sugeridas en los cuestionarios de calidad que realizamos.

A lo largo del curso, unas semanas antes de cada formación, nos reunimos el equipo para revisar y actualizar los contenidos, antes de subirlos al Aula Virtual de la Comunidad de Formadores para que estén a disposición de todos los mentores que deseen utilizarlos.

Para dar forma a las sesiones de formación tenemos en cuenta las necesidades prácticas de los mentores nuevos, en cuanto a que estos puedan empezar a acompañar a sus alumnos de la mejor manera desde su primer encuentro. No olvidamos que la experiencia real de acompañamiento en cada una de las mentorías es algo desconocido para los nuevos mentores, y necesitan “escuchar” experiencias concretas, de ahí los talleres, presentes y principales en cada formación. En este sentido ofrecemos también los talleres de dudas, para que los mentores nuevos se vean acompañados a la hora de resolver dudas concretas que han ido surgiendo a lo largo del curso.

Sin olvidar, por supuesto, los fundamentos teóricos que sostienen las competencias y los conceptos clave correspondientes a cada mentoría, que recordamos de forma breve en la primera parte de cada formación.

En la base de todo nuestro trabajo está un gran equipo que ama lo que hace y busca lo bueno (en toda la amplitud del concepto) para alumnos y mentores.

¿Qué retos surgen para el curso que viene? Loli Palacios

El primer reto es seguir profundizando en la fundamentación para dar una mayor calidad en las competencias que queremos que los alumnos de primero desarrollen, acompañados por sus mentores. Esto requiere pararse a pensar y seguir formándonos como mentores y profesores. Perfeccionar los talleres, quizás hacerlos más prácticos, en donde haya una mayor participación e implicación por parte del “alumno”. Hacer encuentros monotemáticos, en donde a partir de un tema, técnica o habilidad, desarrollemos en profundidad una tarea que sea importante para el desenvolvimiento de la mentoría.

¿Qué valoración sacas de la formación impartida? Elena GallegoC

Creo que la formación que se ha impartido a los nuevos mentores a lo largo del año ha sido lo más completa posible. Ha estado centrada en la aplicación práctica de los conceptos teóricos, para ello hemos tratado de explicar, desde nuestra experiencia, cómo se desarrolla y lleva a cabo cada una de las seis mentorías. Mi valoración es muy positiva ya que se ha tratado de orientar y guiar a los mentores nuevos, en la dinámica de cada sesión de mentorías, resolviendo las dudas, atendiendo los “miedos” y mostrando cada uno de los pasos y peculiaridades que tiene cada sesión concreta, desde la cercanía y la atención personalizada en grupos pequeños.

El pasado 13 de marzo se celebró la última formación de este programa con objeto de acabar de preparar la última y sexta mentoría que están desarrollando los alumnos. Un año más, nuestros compañeros siguen trabajando en la formación de nuestros alumnos.